Header Ads Widget

Ticker

6/recent/ticker-posts

Introducción a las redes sociales - SEO12

Aspectos clave

Las redes sociales están por todas partes y la gente participa en ellas a diario. Descubre qué son y cómo puedes aprovechar estas redes haciendo lo siguiente:
  • Entender por qué debes estar en ellas;
  • Registrarte en las redes sociales adecuadas;
  • Conseguir una mayor presencia y participar en tus redes.

Las redes sociales son ahora una parte esencial de nuestra vida cotidiana. Esto puede representar una gran oportunidad para ti y para tu negocio.

Las redes online, o “redes sociales” como solemos llamarlas, permiten a las personas conectarse, interactuar, compartir e intercambiar información. En muy poco tiempo se han convertido en algo sin lo que parece que no podemos vivir. Cada día, literalmente, millones de personas se conectan e interactúan en las redes sociales, pero también pueden ser una gran herramienta para los negocios.
Imagina que eres el propietario de una tienda de ropa vintage. Es posible que tus clientes ya estén usando las redes sociales para hablar sobre ti, y puede que compartan las cosas buenas que han descubierto en tu tienda, que pidan consejos sobre cómo arreglarse una prenda o incluso que publiquen fotos de famosos vestidos con estilo retro.

Si estás en estas redes sociales, puedes participar en estas conversaciones e iniciar otras nuevas, por ejemplo, compartiendo fotos de nuevos productos, lo que te ayudará a que los clientes te tengan presente.
Estas personas podrán ver tus publicaciones y compartirlas con otros entendidos de la moda, lo cual se traduce en nuevos seguidores y contactos, además de que pueden ser en sí futuros clientes potenciales.

Las redes sociales también pueden ayudarte a fomentar la confianza entre tu audiencia. Imaginemos a un cliente potencial que está leyendo reseñas o está viendo vídeos de personas reales -no modelos- que visten y hablan maravillas sobre tu ropa.

Con las redes sociales, tus clientes y seguidores pueden promocionar tus productos y, cuando esto ocurre, estás generando confianza. Que ¿por qué? Porque cuando alguien (sin ser tú) habla sobre lo bueno que eres, su opinión cuenta más. Tú no te estás promocionando, sino que son tus clientes quienes lo hacen por ti.
Además, las redes sociales también benefician a tu negocio al permitirte aprender en gran medida, observando cómo interactúan las personas con tu marca online.

Posiblemente a nadie le interese un artículo en un blog sobre la historia del brocado, pero un vídeo en el que se enseñan 20 maneras de anudar una bufanda de seda conseguirá que muchísimas personas lo compartan. Descubre qué le gusta a la gente, tanto online como en tu tienda, y ofréceles más de eso.

¿A qué suena bien? De acuerdo, pues hablemos de cómo puedes conseguir que las redes sociales aumenten los ingresos de tu negocio. Para ello, deberás darte de alta en las redes sociales adecuadas, compartir contenido, participar en conversaciones animadas y ampliar tus contactos.
No podrás aprovechar el poder de las redes sociales si no estás en ellas, así que lo primero es conocer las diferentes redes que hay. Pregúntate cuáles son las que más usan tus clientes.

Así, podrás decidir si necesitas una página de Facebook, un canal de YouTube, una cuenta en Pinterest, un usuario de Twitter, una página de Google+, una página de empresa en LinkedIn o alguna combinación de estas y otras.
A continuación, tendrás que crear tu perfil, o lo que normalmente terminará siendo tu "página principal" en cada una de las redes en las que vayas a participar.

Cada red social es diferente, pero siempre que sea posible debes añadir información sobre tu negocio, como la ubicación y los datos de contacto, y en algunas incluso podrás añadir otro tipo de datos sobre tu negocio, como fotos y vídeos.

Una vez que te hayas "mudado" a una red social, será el momento de conocer a tus vecinos. Hacer amigos lleva tiempo y esfuerzo, pero si pueden ayudar a que se corra la voz sobre tu negocio, es una inversión que realmente vale la pena.

Es importante saber que, aunque puedes usar las redes sociales para aumentar los beneficios de tu negocio, se trata de un medio distinto a tus canales publicitarios habituales. Las personas con las que interactúas en las redes sociales no solo se van a limitar a escuchar lo que tienes que decirles, por lo que debes pensar que es más como una conversación, una relación basada en dar y recibir, y que tiene sus altibajos. Trata a esta red igual que tratas a tus amigos y compañeros en el mundo real:

hacer amigos en las redes sociales no es algo que ocurra de la noche a la mañana y no se puede forzar. Para empezar, trata de conectar con los clientes que ya tienes. Para ello, puedes usar un cartel en tu tienda que diga "Síguenos aquí" o, incluso mejor, puedes ofrecer un descuento del 10% si conectan contigo online.

Después, puedes usar otras formas de hacer crecer tu red: concursos, eventos especiales, ofertas solo para miembros, contenido entretenido o incluso, encuentros reales (cara a cara) para miembros de tus círculos sociales.

Y recuerda: cada uno de los miembros de tu red social tiene su propia red. Las redes sociales son una forma de compartir, así que a medida que añadas publicaciones y fotos y que participes en conversaciones, será más fácil que la gente conecte contigo, y eso se traduce en una mayor atención para ti y tu negocio.

Las redes sociales son una forma genial de conversar con personas y, en última instancia, aumentar tu clientela. Vayamos al siguiente paso: Crear un plan para aprovecharlo al máximo. 


- Revisa tus conocimientos

Lidia tiene una tienda de ropa vintage.

Ha creado una cuenta de Instagram además de una página de Facebook y ha conseguido algunos seguidores a través de la opción de registro en su tienda online.

¿Qué puede hacer Lidia para conservar a estos seguidores y atraer a otros?

**Empezar una conversación con los seguidores
Comentar todas las entradas personales de los seguidores
Eliminar los comentarios negativos
**Publicar contenido con frecuencia
Acusar, con nombres y apellidos, a la competencia

Las redes sociales sirven para conectar con los clientes. Al empezar una conversación estás dándote a conocer como empresa y, si quieres fomentar la conversación, publica contenido con frecuencia, pero ¡cuidado! Los seguidores no quieren que los satures.

Si no quieres producir el efecto contrario en tus seguidores y sentir su rechazo, procura no acusar a la competencia de algo, no eliminar entradas negativas o comentar demasiado sus entradas personales. 


- Tarea

Explora algunos de los sitios de redes sociales que creas que usan tus usuarios, como Facebook, Twitter o Google+ y, cuando lo hagas, escribe los tipos de publicaciones que podrías hacer en ellas. ¿Qué crees que tu público puede encontrar interesante, divertido o valioso? ¿Qué les gustaría compartir?

Publicar un comentario

0 Comentarios