Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 7 de septiembre de 2020

Esto es lo que le tienes que pedir al televisor que compres este año (o en 2021)

 


Descafeinada. Esa podría ser la palabra que mejor define esta edición de la IFA, la gran feria tecnológica que se celebra cada año en Berlín. Lo cual no significa que no haya habido más de una presentación interesante en el terreno audiovisual. Muchas compañías, en efecto, y a pesar de que era posible acudir «en persona», han decidido sustituir su participación física por presentaciones online. Y entre todas ellas ha destacado LG, cuya exhibición virtual en la feria, Experience LG, reproduce fielmente el pabellón 18 y hace posible que el visitante se «pasee» por la exposición como si realmente se encontrara ahí, viendo de cerca cada uno de los productos. De este modo, en un recorrido en 360 grados y a través de la pantalla del ordenador, hemos podido ver los sin duda impresionantes televisores de la firma coreana.

Allí estaban, por ejemplo, los ya conocidos televisores «enrrollables» 65 RX, cuya pantalla surge de una ranura cada vez que queremos verla, o el espectacular 77CX de 77 pulgadas, o los nuevos modelos 8K recientemente presentados por la compañía. Dispositivos de nueva generación, pero que ya habíamos visto antes. Lo único realmente nuevo en este terreno fue una evolución de su línea CineBeam de proyectores, con un nuevo modelo, HU810P, que cuenta con 2.700 lúmenes de brillo y que es capaz de proyectar imágenes en tamaños que van desde las 40 a las 300 pulgadas.

Samsung, 8K para todos

Samsung, por su parte, también presentó su nuevo proyector Premiere, que llegará este mismo año a las tiendas en dos modelos diferentes, LSP9 y LSP7, algo más barato. El primero de ellos, que proyecta imágenes en calidad 4K, estrena HDR10+ para los proyectores domésticos. El LSP9, que puede proyectar a un tamaño de hasta 130 pulgadas, incorpora también la misma tecnología de sonido que la firma aplica a sus mejores barras de sonido, con una salida de 40W.


Toda una sorpresa, sin embargo, fue la presentación de su nuevo televisor Q700T 8K QLED, que rebaja sensiblemente el precio del anterior Q800T y que pretende, por primera vez, poner la tecnología 8K al alcance del gran público. El nuevo televisor, en efecto, parte de los 2.000 euros en su versión de 55 pulgadas y mantiene muchas de las prestaciones de sus parientes más caros.
Philips, pantallas OLED que no se queman

Philips, por su parte, presentó su flamante OLED+935, que llegará este mismo mes a las tiendas en 55 y 65 pulgadas y cuya mejor baza es una nueva funcionalidad de Inteligencia Artificial que mejora el rendimiento y la calidad de imagen de los modelos anteriores.

El equipo es también el primer televisor que cuenta con un sistema «antiquemaduras», específicamente diseñado para proteger las pantallas OLED y evitar las «manchas» y los fallos que pueden quedar si se mantiene una imagen fija en pantalla durante mucho tiempo.

Para conseguirlo, la tecnología utiliza una función de «detección de logotipo» (que suele permanecer fijo en una esquina de la pantalla durante largos minutos) que examina una cuadrícula de 32.000 zonas y detecta con la máxima precisión el contenido estático, reduciendo poco a poco la emisión de luz en esas zonas concretas. Y todo sin comprometer la calidad del resto de zonas de la pantalla. Según el fabricante, este sistema elimina hasta el 95% de las posibles quemaduras provocadas por imágenes estáticas, incluidos los logotipos y ciertos contenidos de juegos.

Sony, sin duda uno de los grandes, no ha participado en IFA este año, pero tiene previsto para estos días el lanzamiento de una nueva generación de proyectores. Otras firmas, como TCL, que sí ha presentado numerosos dispositivos en esta edición de IFA, anunció también que se dispone a traer a Europa sus televisores de la serie P, su gama de entrada, y a precios realmente interesantes. Eso sí, todos ellos con pantallas LCD 4K.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario para seguir mejorando!

outbrain

Páginas