Post Top Ad

Your Ad Spot

viernes, 2 de octubre de 2020

Viaje a la Barcelona de los cincuenta y sesenta

 



En 2015, cuando el Macba le dedicó una exposición al fotógrafo Xavier Miserachs, fallecido en 1998, a su familia no le gustó la idea de presentar las fotografías publicadas en su icónico libro Barcelona: Blanco y Negro en forma de collage; con las figuras a tamaño natural y recortadas formando un arriesgado montaje escenográfico con forma de calle por la que el visitante podía deambular convertido en un barcelonés más de la ciudad de mitad del siglo pasado. Tan poco les gustó que su hermana Toni Miserachs dijo: “A mi hermano Xavier no le gustaría”.


Las cosas han cambiado mucho en cinco años y la tecnología se ha acabado imponiendo como alternativa a las exposiciones tradicionales. Ahora ya no hace falta papel y tijeras para conseguir de forma eficaz que alguien ’pasee' y ‘conviva’ con los ciudadanos de esta ciudad de hace sesenta y setenta años. Es lo ha hecho el Centro de Artes Digitales Ideal con las fotos de Miserachs, pero también, con las de otros cinco de los grandes de la fotografía documental y periodística de España que trabajaron en la Barcelona de mitad del siglo XX: Joana Biarnés, Francesc Català-Roca, Colita, Oriol Maspons y Leopoldo Pomés en Barcelona Memòria Fotogràfica; la primera experiencia inmersiva “del mundo”, según sus responsables, que utiliza la fotografía y no la pintura como base de trabajo; como han hecho otras instalaciones vistas en Barcelona en 2019, como las dedicadas a Monet (que inauguró el Ideal) y Van Gogh, que se vio en una carpa de la Barceloneta.


Experiencia inmersiva que reúne imágenes de fotógrafos de los años 50 y 60: Català Roca, Miserachs, Pomes, Maspons, Colita y Biarnés.


La visita, de unos 90 minutos, está formada por piezas de gran formato, en una pantalla de 2.000 metros cuadrados a 360 grados, realidad virtual y proyecciones interactivas a través de inteligencia artificial en las que pueden verse alrededor de 120 fotografías de estos seis grandes de la fotografía. En algunas de ellas, con ayuda del efecto Parallax, incluso las personas y los animales fotografiados, parecen recobrar, por segundos, el movimiento y, de paso, la vida.

Jordi Sellas, director de Ideal, explicó este miércoles que esta exposición propone “acercarse a la fotografía analógica desde una perspectiva abierta y divulgativa”. Y qué mejor forma que comenzar el recorrido entrando en un laboratorio de revelado de negativos; algo que, para los más jóvenes, puede parecer prehistórico, pero que era la única forma de obtener una imagen antes de la llegada de lo digital y, sobre todo, de los móviles. Un lujo poder ver una sala oscura de revelado con cubetas, líquidos, hojas de contactos, dos ampliadoras, una de Català-Roca y de Miserachs y uno de los focos de Pomés que, hasta que murió en julio de 2019, recordaba que “ningún artista puede sentir lo mismo que el fotógrafo cuanto trabaja en el laboratorio al aparecer la imagen revelada. He llegado a gritar de placer”, decía sonriendo. Se echaba en falta, el característico olor a ácido acético necesario para parar el revelado. Todo llegará.


Varias imágenes de Colita en la exposición virtual del Ideal.

En una enorme sala con cuatro pantallas de 25 metros de largo por siete de alto (además del suelo) se suceden, durante 30 minutos, las fotografías de estos seis fotógrafos, separadas por bloques, acompañadas por la banda sonora de Raffel Plana que acaba de envolverlo todo. Algunas son las icónicas que les han dado reconocimiento, aunque todos ellos se han quejado de que esos trabajos han ocultado el resto de su abundante producción. Como el reportaje de Biarnés sobre los Beatles en Barcelona; una gran exclusiva que se apuntó la revista Ondas en junio de 1965 pero que, de forma inopinada, optó por no llevar en portada. “Todas juntas hablan de una Barcelona en una época de pleno proceso de transformación que dejaba atrás la posguerra y se abría al mundo inmersa en profundas contradicciones y desigualdades”, remarcó Sellas.

Tras ver un mapa de Barcelona en el que se sitúan las imágenes: casi todas en el Barrio Chino y en el Eixample; algunas en la Diagonal, se accede a una sala en la que la realidad virtual permite hacer un viaje en el tiempo de 10 minutos, que permite situarse junto a los protagonistas de las fotos, con la Barcelona actual de fondo. “La pandemia permitió que en dos días se filmara en estos espacios, vacíos”, explicó Sellas. En apenas unos minutos se puede pasear por la playa del Somorrostro entre los barraquistas; bailar con La Chunga en Montjuïc; subirse a la azotea de la Pedrera y ver la ropa tendida al sol de la portera; volver a ver el enorme caballo en la acera de Via Laietana, pasear un día de lluvia por la parte baja de La Rambla o sentir el frío de la inmensa nevada que se vivió en Barcelona en 1962.


Una de las fotos de Biarnés sobre los Beatles en el montaje del Ideal.

Colita y los familiares de los otros cinco fotógrafos, entre ellos los de Miserachs, estuvieron este miércoles en la inauguración de esta exposición. Todos han dado el visto bueno para que los trabajos de los fotógrafos se usen y se difunda desde esta nueva perspectiva. Al final, en Barcelona no hay ningún otro lugar que permita ver tantas imágenes del pasado de esta ciudad, firmados por seis de los que mejor la han retratado nunca. El proyecto ha tenido un coste total de 300.000 euros y ha sido comisariado por la historiadora del arte Anna Pou y la fotógrafa Maite Caramés, que se han encargado de la selección fotográfica y de la conceptualización.

130.000 visitantes el primer año


El Ideal arrancó ahora hace un año, promovido por Minoría Absoluta, MagmaCultura y Ls of Reality, con una propuesta inmersiva sobre Monet, pero durante este tiempo también ha acogido otras actividades como las relacionadas con el Sònar+D o el Mira. En total, han pasado por este nuevo espacio 130.000 personas. “Hubo un muy buen número de visitas hasta el inicio del confinamiento. Se pasó de unas 150 personas a la hora a las 50 de ahora”, ha explicado Sellas. El 90% de ellas de Barcelona, por lo que la nueva propuesta, que se podrá ver, por ahora, hasta el 10 de enero, creen que será bien recibida en la ciudad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario para seguir mejorando!

outbrain

Páginas