Header Ads Widget

Ticker

6/recent/ticker-posts

El papel de las API en DevOps


 Los equipos de DevOps quieren más información sobre cada parte de su aplicación, que normalmente involucra una o más interfaces de programación de aplicaciones (API) internas. El uso de API en el desarrollo de aplicaciones puede ayudar a las organizaciones a obtener más valor de DevOps, ya que las API se pueden reutilizar y consumir ampliamente. Esto puede liberar recursos futuros, permitiendo la coherencia y la innovación.

¿Qué es DevOps?

El enfoque de DevOps fomenta la comunicación, la colaboración, la integración y la automatización entre los desarrolladores de software y las operaciones de TI. El objetivo fundamental de una canalización de DevOps es mejorar la velocidad y la calidad de la entrega de software mediante el uso de flujos de trabajo continuos.

Las canalizaciones de DevOps garantizan que el proceso de entrega sea eficiente, transparente y seguro al crear un entorno de desarrollo coherente y automatizar el proceso. El enfoque en DevOps permite a los desarrolladores mejorar el control de la infraestructura de producción y comprender el entorno de producción.

Aprovechando una estrategia de API para DevOps

DevOps, por sí solo, no es suficiente para satisfacer las crecientes demandas comerciales de una implementación rápida. Las organizaciones pueden obtener más valor de DevOps al integrar API en los artefactos producidos.

La integración le permite reutilizar y consumir estos artefactos. La opción de reutilizar API en otros proyectos puede liberar recursos y permitir consistencia e innovación.

El 94% de los líderes de TI afirmaron que podrían ofrecer servicios y productos más rápido con API. Para lograr todo el potencial de las API, deben estar bien planificadas, bien diseñadas, ser consumibles y visibles para cualquier persona. Además, las API deben integrarse internamente dentro de la empresa y externamente con terceros.

3 estrategias de DevOps impulsadas por API

Para aprovechar al máximo la canalización de DevOps, debe equilibrarla con una estrategia de API para empresas. A continuación, revisamos cómo las API pueden acelerar las estrategias DevOps comunes.

1. Adopción de la nube

Un enfoque nativo de la nube proporciona muchos beneficios, como reducir el impacto del tiempo de inactividad, mayor seguridad y riesgo distribuido, y más. Estos beneficios permiten a las organizaciones innovar y adaptarse rápidamente a los cambios.

Como resultado, las empresas adoptan API en la nube para ofrecer a los consumidores una experiencia confiable que se adapta a los estilos de vida modernos. Para competir con este nivel de servicio, los competidores deben ser ágiles y lanzar nuevos servicios en plazos récord. Muchas empresas están recurriendo a soluciones como microservicios, Kubernetes, GraphQL y desarrollo ágil. Estos se venden como si fueran esenciales para el éxito, pero deben abordarse de la manera correcta.

2. Infraestructura como código (IaC) y GitOps

Infrastructure as Code ayuda a reducir costos y riesgos, y permite implementaciones más rápidas al tratar la infraestructura como código comprobable y controlado por versiones. Más importante aún, las prácticas de IaC eliminan el error humano al permitir iteraciones rápidas, implementaciones y una clara visibilidad del control de cambios.

GitOps es la última evolución de IaC. Git se utiliza como fuente de verdad tanto para aplicaciones declarativas como para infraestructura. Las canalizaciones de DevOps implementan cambios en la infraestructura cuando realiza cambios en Git. Esto le permite impulsar la canalización de DevOps a través de un sistema de control de versiones y sus características relacionadas.

Sus plataformas de administración de API deben integrarse fácilmente con sus procesos de operaciones, ya que la entrega de API y la entrega de software suelen ser lo mismo en las aplicaciones modernas nativas de la nube.

3. Digitalización de sistemas heredados

Los desafíos impuestos por los sistemas heredados pueden impedir que las organizaciones utilicen tecnologías innovadoras o mejoren la eficiencia de TI. Sin embargo, las API pueden ayudar a resolver problemas del sistema heredado. Las API exponen los datos de una manera que protege la integridad del sistema heredado y permite un flujo de trabajo controlado y seguro.

La importancia de las API en DevOps

Las organizaciones buscan continuamente nuevas formas de reducir costos y aumentar la eficiencia mientras mantienen la calidad de sus productos. Las API permiten la automatización, impulsan la coherencia, la eficiencia y el ahorro de costos.

Habilitación de la eficiencia operativa

La automatización ayuda a las empresas a eliminar los errores humanos y los costos de los procesos operativos. Incluso una tarea bien documentada, clara y repetible puede generar resultados diferentes cuando la realizan personas. Por otro lado, la automatización de esta tarea asegura que se realizará de la misma forma en todo momento. Este tipo de consistencia mejora la confiabilidad y la eficiencia operativas.

Los sistemas basados ​​en API permiten a las empresas pasar de un flujo de trabajo impulsado por procesos a un enfoque proactivo impulsado por la automatización.

Habilitación de la continuidad empresarial y la recuperación ante desastres

Un plan de recuperación de desastres manual no es una opción ideal para garantizar la seguridad de su empresa. Los procesos manuales siempre dejan lugar a errores. Las API permiten a las empresas automatizar los procesos de recuperación ante desastres y aumentar su eficiencia. La automatización a través de API permite a las empresas acceder a todas las herramientas necesarias durante un desastre. Esto incluye herramientas de replicación, que son impulsadas por las API expuestas en las plataformas de virtualización.

Habilitación de la automatización de DevOps

Las API permiten que los sistemas escalen hacia arriba y hacia abajo para ofrecer la cantidad adecuada de infraestructura en todo momento. Por ejemplo, puede crear herramientas de monitoreo de aplicaciones basadas en API. Estas herramientas de supervisión basadas en API pueden mostrarle cuándo necesita más capacidad en su aplicación. Puede aprovechar esta información para poner en marcha nuevos servidores web y agregarlos al grupo de equilibradores de carga para aumentar la capacidad. Además, los sistemas basados ​​en API pueden mostrarle cuándo su infraestructura está sobreconstruida. Por ejemplo, puede usar API para apagar servidores redundantes y reducir costos. En general, aprovechar las API para una estrategia de DevOps es una combinación de optimización de costos, rendimiento y visibilidad.

Automatizar informes

Muchas aplicaciones modernas producen grandes cantidades de datos sin procesar. Los equipos de TI deben crear motores de informes dinámicos con esos conjuntos de datos. El problema es que los equipos de TI no siempre tienen las herramientas necesarias para analizar y comprender estos datos.

Esto generalmente se logra a través de API. Los proveedores de servicios de aplicaciones y los equipos de TI pueden utilizar API para crear sistemas que procesen estos datos y los pongan a disposición de los usuarios. Como resultado, los usuarios no tienen que pasar por un equipo de informes y no pierden nada del valor en tiempo real de la aplicación.

Conclusión

Las prácticas de DevOps pueden marcar la diferencia entre el éxito y la falla del sistema. Los equipos pueden aprovechar las API para eliminar el tiempo y los recursos necesarios para iniciar un nuevo proyecto desde cero. Además, una estrategia de API puede ayudar a las empresas a adoptar un enfoque nativo de la nube mediante el uso de API en la nube, impulsar la canalización de DevOps a través de un sistema de control de versiones y resolver problemas del sistema heredado.

Publicar un comentario

0 Comentarios