Header Ads Widget

Ticker

6/recent/ticker-posts

9 mejores prácticas para las pruebas de API REST

 



Las pruebas son una parte esencial del proceso de desarrollo de software. Sin las pruebas, los desarrolladores no podrían garantizar que un producto sea funcional o descubrir y eliminar errores de sus aplicaciones.

Como resultado, es un estándar de la industria que cualquier pieza de software se someta a muchas rondas de pruebas rigurosas y repetidas. Tanto las aplicaciones completas como los componentes de software que admiten esas aplicaciones deben incluirse dentro del proceso de prueba.

Las interfaces de programación de aplicaciones o API no son una excepción. Las API son componentes ampliamente utilizados en muchas de las aplicaciones y plataformas más populares de la actualidad. Las API permiten que los componentes de software separados se comuniquen entre sí en un lenguaje estandarizado. Esta característica intrínseca reduce drásticamente el trabajo de desarrollo necesario para que esos componentes se comuniquen entre sí, lo que facilita la creación de aplicaciones para los desarrolladores. Ahora que las API son parte integral de la funcionalidad de nuestras aplicaciones, es lógico que se prueben rigurosamente como cualquier otro tipo de software.

En esta publicación, presentaremos las pruebas de API web , específicamente de la variedad REST . También profundizaremos en  nueve mejores prácticas que los desarrolladores deben adoptar para las pruebas de API , como el uso de una herramienta de prueba de API completa , entre otras.

Sin embargo, antes de eso, lo siguiente es un breve repaso de las API REST y REST.

¿Qué es REST y qué son las API REST?

REST significa Representational State Transfer, un tipo de patrón de diseño arquitectónico para API. Es un estilo de desarrollo predominante para aplicaciones y servicios web. Las API diseñadas con REST se denominan API REST y permiten que las aplicaciones y los servicios web interactúen con los recursos almacenados en un servidor web. Estas interacciones suelen tener lugar a través de HTTP y suelen constar de lo siguiente:

  • GET (recuperación del recurso)
  • POST (creación del recurso)
  • PUT (actualizando el recurso)
  • DELETE (borrado del recurso)

Por ejemplo, estos métodos HTTP se pueden ver en acción dentro de la API de Instagram . Cuando un desarrollador usa la API de Instagram en su aplicación, habilita esa aplicación para acceder a los recursos almacenados en los servidores web de Instagram. La función GET en este caso puede ser utilizada por la aplicación para extraer una imagen específica almacenada en los servidores de Instagram. POST le permite publicar contenido en el servidor, mientras que PUT le da la capacidad de actualizar ese contenido como mejor le parezca. DELETE, lógicamente, permite que la aplicación elimine el contenido del servidor.

Ahora que se han definido las API REST y REST, estas son las mejores prácticas que todo desarrollador debe adoptar al probar sus API REST.

Relacionado: 8 consejos para diseñar API REST de calidad

1. Utilice una herramienta de prueba de API completa.

Cuando se trata de probar API, es esencial utilizar una herramienta de prueba de API completa. Las herramientas de prueba de API permiten realizar pruebas, mediciones y seguimiento sin problemas del rendimiento y la funcionalidad de la API. Algunas herramientas de prueba particularmente poderosas incluso ofrecen características adicionales, como permitir al desarrollador crear escenarios de prueba de varios pasos para pruebas API REST automatizadas, así como documentación API automatizada. Muchas de estas herramientas están disponibles para su descarga de forma totalmente gratuita, mientras que otras requieren una compra.

2. Siempre comience con pruebas API de humo y cordura.

Cuando se pone a prueba una nueva API, la primera prueba a la que idealmente debería someterse es lo que se conoce como prueba de "humo". Una prueba de humo es esencialmente una prueba rápida y lista para validar el código de la API y garantizar que funcionen sus funcionalidades básicas y críticas. Como tal, una prueba de humo API típica podría ser la siguiente:

  • Llame a la API para comprobar si responde.
  • Llame a la API utilizando una cantidad regular de datos de prueba para ver si responde con una carga útil en el esquema correcto.
  • El mismo paso que el anterior pero con una mayor cantidad de datos de prueba.
  • Pruebe la API y cómo interactúa con las otras API y componentes con los que se supone que interactúa.

Al realizar primero una prueba de humo en lugar de comenzar con una prueba completa, los errores y fallas importantes se pueden detectar e identificar rápidamente para una resolución inmediata. Esto puede ayudar a disminuir el tiempo total de prueba, especialmente entre compilaciones, donde los evaluadores y los usuarios suelen estar impacientes. Gracias a Patrick Poulin , CEO de API Fortress, por el ejemplo de la prueba de humo.

También puede ver la charla de Patrick Poulin: Watching the World Burn: API Testing as an laterought

Mientras tanto, las pruebas de cordura implican verificar si los resultados que arrojan las pruebas de humo tienen sentido cuando se colocan en el contexto del propósito principal de la API. Por ejemplo, si se supone que la API recupera tipos de cambio de moneda extranjera específicos, como dólares estadounidenses a yenes japoneses, los resultados deberían mostrarse como se esperaba. Los resultados no deben representar un tipo de cambio muy divergente del tipo de cambio actual. En esencia, las pruebas de cordura verifican que la API esté interpretando los resultados y mostrando los datos requeridos de la manera correcta.

3. Simular las condiciones de producción de la API durante la prueba.

Durante la fase de prueba, los desarrolladores siempre deben intentar simular las condiciones exactas que encontrará la API en una producción oficial o una capacidad de lanzamiento público. Hacerlo garantizará que los resultados de la prueba reflejen con precisión no solo la capacidad de la API para funcionar correctamente, sino también para funcionar adecuadamente cuando se somete a su entorno de trabajo previsto. Esto también puede dar pistas a los evaluadores sobre cualquier problema de rendimiento que deba resolverse.

4. Asegúrese de que todas las respuestas de la API sean rastreadas y guardadas para la posteridad.

Muchos desarrolladores y probadores de API a menudo descartan las respuestas de su API durante su procedimiento de prueba. Esto es un error, ya que estas respuestas deben ser rastreadas y registradas para la posteridad. La razón de esto es que las respuestas que hace una API durante las pruebas son esencialmente puntos de referencia de cómo funcionó en su compilación específica en ese momento. Como tal, cuando la API ha sufrido muchos cambios en el futuro, y uno de esos cambios da como resultado un error, el evaluador o desarrollador puede volver atrás y examinar las respuestas guardadas de compilaciones anteriores. Esto puede ayudarlos a descubrir exactamente qué modificación está causando el error.

Lea también: Mejores prácticas para el manejo de errores de API

5. Asegúrese de realizar una prueba “negativa”.

Probar y monitorear las respuestas positivas, es decir, ingresar datos válidos y verificar si la solicitud está completa, es un elemento básico en las pruebas de API. Teniendo esto en cuenta, la realización de pruebas para obtener resultados negativos también debe realizarse con la misma diligencia. Al realizar pruebas negativas, un desarrollador puede ver si su API puede o no lidiar con la recepción de datos incorrectos o no válidos con elegancia, como con un mensaje de error en lugar de un bloqueo duro o un punto final. Esto contribuye a la integridad y elegancia de una aplicación, además de adaptarse a los errores del usuario.

Relacionado: 9 tipos de pruebas para realizar en sus API

6. Simulacros de API y componentes faltantes.

La prueba de una API generalmente implica muchos otros componentes conectados a esa API en el procedimiento de prueba. Esto se hace para obtener los resultados más precisos y naturales. Sin embargo, puede llegar un momento en que ciertos componentes o incluso otras API falten o no estén disponibles durante el procedimiento de prueba. Esto puede resultar en retrasos imprevistos y costosos, que pueden remediarse reemplazando los componentes faltantes con versiones simuladas de ellos mismos. Estos componentes simulados no solo pueden reemplazar a sus contrapartes ausentes, sino que también se pueden personalizar para brindar las respuestas ideales necesarias para completar el procedimiento de prueba.

7. Elimine las dependencias cuando sea posible.

Además de depender de que todos los componentes estén presentes, las pruebas de API también pueden depender de elementos externos para progresar, como servicios de terceros , sistemas heredados, servidores, etc. Estos se llaman dependencias. Incluso la conectividad a Internet puede considerarse una dependencia, especialmente si el desarrollador se encuentra en un área donde los cortes de Internet son comunes. Estas dependencias externas también deben eliminarse para un procedimiento de prueba más rápido y eficiente.

8. No descuide las pruebas de seguridad.

En esta época, los ciberdelincuentes siempre intentan atacar empresas y organizaciones a través de sus aplicaciones y servicios. Como tal, todas las API deben revisarse para detectar fallas de seguridad y exploits. Afortunadamente, muchas herramientas de prueba ofrecen pruebas de seguridad y escaneo como parte de su lista de funciones adicionales. Sin embargo, es posible que estas herramientas no detecten vulnerabilidades de seguridad graves o imprevistas que, en última instancia, podrían conducir a una violación de datos, como los exploits de día cero . En este caso, se recomienda un especialista en seguridad.

Relacionado: más de 20 recursos de seguridad API

9. Hacer cumplir los acuerdos de nivel de servicio (SLA) durante las pruebas.

Los desarrolladores y evaluadores de API también deben asegurarse de que los SLA se apliquen durante los procedimientos de prueba, especialmente si el desarrollo de la API ha progresado hasta el punto en que es completamente funcional para su propósito. Hacerlo permite a los probadores verificar fácilmente si la API tiene problemas de rendimiento e identificarlos según sea necesario. Al descubrir estos problemas y corregirlos durante las pruebas, será más fácil para el lanzamiento público de la API mantenerse dentro de los SLA que incumplirlos.

Pensamientos finales

Las pruebas de API REST son una herramienta indispensable para garantizar un producto final pulido . Las pruebas de API pueden parecer un paso adicional al proceso de desarrollo. Sin embargo, dado que las API gobiernan una parte importante de la funcionalidad de una aplicación, deberían ser probadas tan rigurosamente como cualquier otro componente dentro de la propia aplicación. Los desarrolladores, evaluadores y usuarios de la API REST deben tener en cuenta las mejores prácticas mencionadas anteriormente mientras realizan sus procedimientos de prueba para obtener los mejores resultados.

Publicar un comentario

0 Comentarios