Header Ads Widget

Los 4 métodos más comunes de control de plagas

Como ya pudiste ver en nuestra primera entrada sobre plagas en el blog, existen diversas formas de controlar una plaga. En esta nueva entrega queremos profundizar un poco más en estas técnicas, resaltando cuáles son las más comunes para los diferentes tipos de especie que se convierten en plagas, colonizando espacios humanos con rapidez. Quédate con nosotros y descubre los 4 métodos más comunes de control de plagas.

Conoce el producto TYSON 2E

Tyson® 2E Insecticida organofosforado a base de clorpirifos etil para el control de cucarachas, hormigas, chinches, pulgas, arañas, chapulines, pez plateado, garrapatas, escarabajos, termitas, tijerillas y mosquitos. Ver más caraterísticas aqui. 

O visita nuestro sitio web para conocer más acerca de nosotros y nuestros insecticidas y muchos más productos: grupourbania.mx





Formas generales de control de plagas

Estas son técnicas mediante las que se puede manejar una plaga, prevenir su aparición o una reinfestación tras un primer control. Es posible utilizarlas para distintas especies y en diversos espacios.

En la actualidad se conocen 4 formas generales de control de plagas:

Control de plagas químico

Con este tipo de control, la plaga se reduce o elimina de manera directa a través del uso de sustancias tóxicas (químicos) formulados en especial para este motivo. Ejemplos de productos químicos contra plagas pueden ser: insecticidas, cebos tóxicos y repelentes para ratas.

Control de plagas físico

El control de plagas físico refiere al uso de métodos mecánicos con el fin de capturar y manejar a las especies que están generando la plaga. Para emplear estas técnicas se aprovechan todos los factores de comportamiento y hábitos de los insectos y animales.

Algunos de los mecanismos más utilizados son las mosquiteras y trampas con cebo alimentario.

Control de plagas biológico

Este tipo de control supone la introducción de una especie enemiga al ecosistema del grupo invasor. En otras palabras, se realiza el control y la reducción de la plaga utilizando depredadores naturales a ella, manteniendo un equilibrio en donde esta no se extiende y, con el tiempo, se reduce.

Manejo integrado de plagas (MIP)

Por último, el MIP es una forma en la cual se combinan varios métodos para controlar plagas de manera más efectiva.


Control de plagas cultural ¿Habías escuchado antes sobre ello?

Existe también lo que podríamos establecer como una cuarta categoría de manejo de plagas relacionado con un cambio de índole cultural para controlar plagas. En este tipo de control se interviene sin necesidad de uso de factores químicos, físicos o biológicos, modificando el sistema de producción en la industria para prevenir infestaciones y permanencia de plagas basándonos en:

  • Hábitos de limpieza/aseo.
  • Conductas preventivas.

Por lo cual, se cree que esta forma es más efectiva antes de que aparezca una plaga a manera de prevenir a través de prácticas como evitar que se acumulen residuos, ya que estos pueden generar un espacio propicio para que una plaga se establezca.

Los 4 métodos más comunes de control de plagas

A continuación, te dejamos las técnicas más empleadas a lo largo del mundo para controlar la aparición y proliferación de distintos tipos de plagas.

1 – Desinfección

Esta se encarga de eliminar o reducir a niveles seguros los microorganismos patógenos que se alojan en las superficies. Estos pueden ser:

  • Virus (Hepatitis A, Rotavirus e incluso todos los tipos de Coronavirus).
  • Bacterias (Escherichia Coli, Listeria Monocytogenes, Salmonella spp).
  • Hongos, los cuales podemos encontrar, por ejemplo, en la comida en mal estado.

2 – Desinsectación

Con este método es posible prevenir la aparición y controlar todo tipo de insectos a través de un manejo integrado de plagas (MIP), es decir, incorporando variadas técnicas con el fin de tratar especies de insectos como:

  • Termitas.
  • Cucarachas o baratas.
  • Hormigas
  • Arañas.
  • Moscas.
  • Mosquitos.
Control de termitas

Antes de aplicar técnicas para desinsectar un espacio, es necesario que los profesionales de control de plagas evalúen, con el fin de establecer soluciones adecuadas al contexto, los siguientes criterios:

  • Tipo de ambientes y superficies.
  • Especie de la plaga.
  • Cantidad de ejemplares.
  • Lugares afectados.

Algunas de las fórmulas que se emplean en forma conjunta para desinsectar son: Pulverizar químicos; termonebulizar humo tóxico. Utilizar lámparas ultravioleta. Emplear láminas atóxicas con feromonas. Atrayentes sexuales y niebla fría.

3 – Desratización

Este método es lejos el más requerido día a día y constituye la forma de evitar y controlar la presencia de roedores de diversas especies en propiedades tanto privadas como públicas.

Las ratas y ratones son una plaga compleja, molesta y muy dañina en cuanto a la contaminación peligrosa que pueden acarrear en sus cuerpos y la destrucción que es probable que causen en busca de comida y un lugar en donde establecerse.

Para desratizar es posible utilizar dispositivos cebaderos de forma individual o como cordones sanitarios que se dejan en conjunto en el área donde se encuentra la plaga. También existen alternativas sin químicos como trampas de captura y láminas pegajosas atóxicas.

4 – Fumigación

Es una forma de controlar plagas utilizada en su mayoría en la industria agropecuaria. Esta consiste en el uso de gases como técnica de manejo efectivo de plagas, los cuales atacan vía aérea y entran en contacto con los animales o insectos a través de sus vías respiratorias y, en menores casos, por la ingesta de microgotas tóxicas que deja el gas.

Este es un método cuya efectividad y peligrosidad está en debate a la fecha, ya que la suspensión de gases, nieblas o neblinas tóxicas muchas veces puede tener efectos indeseados, sobre todo al entrar en contacto con alimentos.

Publicar un comentario

0 Comentarios