Header Ads Widget

¿Qué es un ERP? Y para que sirve

 Resultado de imagen para erp 

acontrol.com.mx
 
ERP, por sus siglas en inglés ‘Enterprise Resource Plan’ es un sistema de planificación de recursos empresariales. Seguramente se haya oído hablar de él más de una vez, pero no estamos del todo seguros de qué forma puede ayudarnos en nuestro negocio. Cómo sacarle el máximo partido.

ERP, qué es y para qué sirve

Un ERP es un software que integra los procesos cotidianos de la empresa, entre los más importantes, la gestión de inventario y pedidos, contabilidad, recursos humanos, gestión de la relación con los clientes (CRM) y alguno más que tenga que ver con los aspectos operativos y productivos, dependiendo del sector en el que se mueva la empresa.

Perfecto para pymes como para grandes compañías, es un conjunto de sistemas de información, que permite integrar determinadas operaciones de un negocio, especialmente las que están relacionadas con las áreas de producción, logística, inventario, los envíos y la contabilidad. Son numerosas las áreas y departamentos que pueden beneficiarse con un ERP.

El ERP de una empresa suele funcionar tanto económica, como técnicamente por módulos (ventas, materiales, finanzas, control de almacén, recursos humanos…), que se adaptarán según las necesidades de cada cliente.

Ventajas del ERP: conoce el mejor erp del mercado: aqui

Entre las numerosas ventajas:

1. El ERP mejora la productividad. Optimiza la gestión y colaboración entre los empleados y distintos departamentos.
2. Además, las aplicaciones ERP simplifican las operaciones.
3. Por su gran capacidad analítica, también ayudan a una mejora de decisiones en el modelo de negocio.
4. Aglutina toda la información del negocio desde una misma plataforma.
5. Supone un ahorro importante de tiempo y de costes.
6. Por su uso compartido, facilita la comunicación tanto a nivel interno como externo.
7. Los sistemas ERP cuentan con formatos en la nube u online, que permiten gestionar el negocio desde cualquier sitio y en cualquier momento.

ERPs, totalmente compatibles con otras soluciones

Los ERPs cuentan con un gran beneficio, y es que se pueden integrar con otros tipos de soluciones verticales o sectoriales especializadas para una industria, como la del sector retail, por sus necesidades específicas de gestión de las distintas tipologías de productos, categorías o la planificación de la demanda en función de la temporada/estación, o del sector alimentación y bebidas, que requiere implantar todos los controles necesarios de caducidad de los productos, la gestión de una demanda heterogénea, la trazabilidad de lotes, entre otros.
También y más específicamente, son perfectos con soluciones especiales para restauración de gestión diaria, para facilitar y canalizar el control de procesos y mejorar la rentabilidad del establecimiento (calendarios de turnos, capaces de generar previsiones de ventas y presupuestos, operaciones y auditorías, mantenimiento de equipos, etc.).

Por último, los ERP son integrables con soluciones Business Intelligence. Permiten realizar informes sobre el estado de una empresa directamente con los datos del sistema ERP, que proporcionará un nivel de conocimiento detallado y actualizado sobre el estado del negocio. Esta información permitirá un análisis y mejora de los procesos de marketing y ventas, de la organización u otros aspectos clave de una compañía.

La tecnología avanza a pasos agigantados y más en el campo de la información (IT). Muchos conceptos podrían sonarte totalmente desconocidos; ¿qué tanto sabes de las criptomonedas o el blockchain? No te preocupes, esta tecnología aunque ya tiene su tiempo de existir todavía no logra posicionarse como algo de uso común, pero seguramente lo será algún día. ¿Y si sabes que es un ERP, CRM o SaaS?. Si no eres empresario no te apures, seguramente estas usando un SaaS y ni si quiera lo sabías. Pero si eres un empresario y no lo sabes, esto es una señal de que estás muy desactualizado y que tu empresa corre riesgo de quedarse atrás.

Iniciemos con actualizarte. SaaS son las siglas de "Software as a Service" o en español Software como servicio. Este concepto empezó a utilizarse gracias a compañías como Salesforce en 1991; como verás este concepto no es nada nuevo. Salesforce comenzó a ofrecer un software CRM donde no tenías que instalar nada en tu computadora, sólo requerías un navegador de internet. Además, Salesforce resguardaba tu información evitando saturar tu disco duro, eliminando el riesgo de perder dicha información. Obviamente, este servicio en aquel entonces fué algo totalmente innovador, lo que hizo que la empresa se expadiera a nivel mundial; así fué entonces como muchas empresas empezaron a copiar el modelo de negocios SaaS y hoy en día existen cientos de empresas de ese tipo.

Pero espera, Salesforce es una empresa tipo CRM; ¿Si sabes que es eso? CRM son las siglas de "Customer Relationship Management" o Administración de las Relaciones con Clientes. Esto es un software que ayuda administrar tu cartera de clientes o prospectos para darle seguimiento a sus peticiones. Desde datos básicos del cliente, estatus de sus solicitudes, comunicación de tu gente con el cliente, embudos de marketing, contratos, encuestas de calidad, etc. Además de Salesforce, otras empresas como Microsoft, Oracle o SAP tiene sus aplicaciones CRM. Un CRM que ha crecido mucho en los últimos años es Zendesk; su éxito radica en que ha privilegiado la comunicación instantánea con el cliente e integra muchas aplicaciones, incluido el propio Salesforce.

Sabiendo que un CRM puede ser de tipo SaaS, sólo nos falta comentarte qué es un ERP, muchas veces confundido con el concepto de CRM. ERP por sus siglas en inglés "Enterprise Resource Management" o Administración de los Recursos Empresariales, es aquel software que enlaza toda la operación de la empresa de manera eficiente (tiempo real). Anteriormente los departamentos de una empresa no trabajaban de manera coordinada y existían tareas duplicadas; gracias a los sistemas informáticos podemos tener conectados a varios usuarios en una misma red interactuando eficientemente. Por ejemplo, la persona que se encarga de surtir pedidos puede ir viendo lo que el área de facturación va generando; al mismo tiempo que el Contador o encargado de finanzas va viendo los registros contables para revisar que los pagos se han efectuado.

Las empresas de tecnología también empezaron a crear ERP tipo SaaS, sabiendo que esta combinación sería perfecta. Los gigantes tecnológicos como Oracle ya tienen un ERP SaaS y el software de contabilidad más usado en Estados Unidos, QuickBooKs, también lanzó su ERP SaaS. En México ante tanta regulación fiscal tener un ERP SaaS ya no se trata de un lujo que sólo las empresas grandes se pueden dar. Empresas como contaDIGITAL ofrecen un  ERP SaaS con precios accesibles que permite reducir enormemente el tiempo en procesar la contabilidad electrónica del  SAT.

Estamos seguros de que algún día toda empresa pequeña o mediana (PYME) tendrán un ERP y CRM SaaS, así como hoy tienen una cuenta bancaria.


Publicar un comentario

0 Comentarios